Kintsukuroi

Los japoneses creen que cuando algo se rompe, tiene una história y se vuelve más bello, por eso reparan objetos rotos rellenando sus grietas con oro o plata (Kintsukoi)

En vez de tratar de ocultar sus defectos y grietas, estas se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la prueba de la imperfección y la fragiñlidad, a la vez que de la resiliéncia, la capacidad de recuperarse y hacerse más fuerte.